LA VIEJA DAMAJUANA  nace allá por mediados de los años 80’ como una pequeña empresa familiar dedicada a la comercialización de todo tipo de bebidas.

A fines del año 1999, nosotros Silvina y Rodrigo, adquirimos el negocio intentando concretar un nuevo rumbo en la comercialización de vinos finos. Con el correr del tiempo y nuestra dedicación a lo que hacíamos nos fuimos convirtiendo en una figura reconocida en la venta de vinos en Santa Fe y sus alrededores por la excelencia en nuestros productos y en la atención personalizada al cliente. Durante esos años contamos con la gran ayuda de Silvia y Martín que fueron parte fundamental de nuestro negocio. Mariano se incorporó pocos años después y es sin duda hoy, con su obsesión por saber y el conocimiento adquirido, una parte elemental de nuestra vinoteca.